Sunday, 8 September 2013

Texas no pudo detener el ataque terrestre de BYU


Honestamente, podemos decir que BYU le pasó por encima a Texas. Y si no lo creen, solamente hay que observar que BYU tuvo 550 yardas terrestres en el partido para darse cuenta de que es literal la expresión.


Esa producción terrestre permitió que BYU venciera 40-21 a los Longhorns, que simplemente nunca tuvieron respuesta para el juego terrestre del QB Taysom Hill (que tuvo 259 yardas) y compañía. Hill, que tuvo la segunda mayor cantidad de yardas por tierra en un juego en la historia de la universidad, tuvo otras 129 yardas por pase. Pero realmente no era la intención pasar, porque todo lo que necesitaban se logró por tierra.

David Ash, QB de Texas, tuvo 251 yardas por pase y 2 TDs antes de salir con una aparente lesión en la cabeza. El RB Daje Johnson también tuvo que dejar el partido, él con una lesión en el tobillo.

Los Longhorns necesitan encontrar respuestas para evitar otro desastres la semana siguiente, cuando reciben a Ole Miss, que lleva un arranque de 2-0 y seguramente tratarán de vengar la derrota del año pasado.

Para BYU la semana siguiente no hay partido, por lo que podrán prepararse para recibir a su rival Utah en dos semanas. El partido será mucho más importante para los Cougars porque su calendario tiene varios encuentros complicados, como Utah State, Boise State, Wisconsin y Notre Dame.

No comments:

Post a Comment