Sunday, 8 September 2013

Washington State venció 10-7 a USC


Lane Kiffin tiene mucho talento en USC, pero por alguna razón lo que no tiene son resultados positivos. Anoche los Trojans fueron limitados a 192 yardas totales, con 54 de ellas por pase. Y la derrota ante Washington State parece ser la gota de va a derramar el vaso.


Contando la actuación de ayer, los Trojans suman 5 TDs a la ofensiva en cuatro encuentros, promediando 9 puntos en sus tres últimos partidos como local. Todo eso ha ayudado a que USC tenga seis derrotas en los ocho partidos más recientes.

Anoche la derrota fue mala, no solo porque perdieron 10-7 como locales, sino porque cayeron ante Washington State, un equipo que no había ganado en el Coliseo desde el 2000.

El partido entre USC y WSU fue feo, de eso no hay duda. Los Trojans se fueron arriba 7-0 y parecia que poco a poco tomarian control del juego. Pero una intercepción devuelta 70 yardas para TD por Damante Horton permitió que los Cougars se fueran 7-7 al medio tiempo.

En la segunda mitad del partido USC simplemente desapareció a la ofensiva y Washington State logró llevarse la victoria con un pase de 50 yardas de Connor Halliday para Dom Williams que puso la mesa para el FG de Andrew Furney. Cuando Furney conectó su intento de 41 yardas quedaban 3:15 en el partido, y USC no tuvo respuesta.

Así que ahora la pregunta es, ¿Cuánto tiempo más va a durar Kiffin al frente de los Trojans? Eso es algo que valdrá la pena seguir de cerca, porque tal vez no sea mucho.

De hecho se puede tomar como señal que el Coliseo despidió a los Trojans con el canto "Fire Kiffin".

No comments:

Post a Comment